« Volver atrás Listar

Milena Muzquiz, De Mentes Y Jarrones

Imagen: Milena Muzquiz, De Mentes Y Jarrones

Travesía Cuatro muestra sus pinturas y cerámicas

Cuando mirar lo primitivo se convirtió en signo de contemporaneidad absoluta, Picasso, Miró y muchos otros tomaron cerámica en sus manos, poniendo ya entonces de relieve que las distancias entre arte y artesanía son, al menos desde los comienzos del siglo pasado, más que resbaladizas. Si la pintura, como subraya la actual muestra “La pintura, un reto permanente” en CaixaForum Barcelona, se ha enfrentando una y otra vez a augurios que pronosticaban su disolución, la cerámica ha hecho quizá otro tanto: han apostado por ella autores tan poco sospechosos de cultivar hoy el clasicismo como David Bestué, Miki Leal, Antonio Ballester Moreno, Teresa Solar Abboud o Claudia Wieser.

Otra de las artistas actuales que ha volcado en la cerámica sus lenguajes es la mexicana Milena Muzquiz, que estudio filosofía junto a Kurt Vonnegut, se formó también en el California College of Arts and Crafts y ha aunado su atención a ese medio con su interés por la performance (hay que recordar el éxito prolongado de Los Super Elegantes, proyecto a medio camino entre lo musical, lo instalativo y lo videográfico que articuló junto a Martiniano López Crozet en los noventa y que presentó en el Whitney Museum de Nueva York, el Museo Tamayo de México o a la Bienal de São Paulo, entre otras muchas citas internacionales).

Sus cerámicas enlazan, de manera visualmente muy directa, con la que ella llama poética de las cosas vivas y varias de ellas pueden verse, junto a sus pinturas, en “Look everyone I am here!”, en la sede madrileña de Travesía Cuatro. Se trata de piezas nacidas de una investigación personal y subjetiva en las que la acumulación, intencionadamente desordenada, de elementos de índole muy dispar alude al complejo y caótico funcionamiento de toda mente humana.

Hablamos de collages en tres dimensiones en los que el ensamblaje de materiales (y la desmaterialización de la arcilla) implica una representación de lo fragmentario de la vida: no trabaja Muzquiz la cerámica al modo tradicional, aportando o eliminando barro, sino manejándola casi como si fuera papel, con cortes e incisiones y añadiendo después colgantes, aparentes adornos, rizos, colores, buscando, en sus palabras, que otras fuerzas colaboren con la obra. Y también un despliegue de libertad.

Así, se olvida del preciosismo y busca la artista que el trabajo ocurra, en la medida de lo posible, por sí mismo, adquiriendo una vida propia de la que ella, como autora, sería básicamente cómplice. Y no rehúye ni las contradicciones ni el humor al incorporar imágenes de aire pop encontradas en revistas antiguas que ella reproduce a mano, contraviniendo la reproducción en serie que era una de las bases del movimiento.

En el fondo, y al margen de su buscada autonomía, estos trabajos tienen mucho de autorretratos dinámicos, de nuevo prácticamente performativos. Alguien podría considerarlos floreros desde la distancia, pero se trata de personajes y no de objetos funcionales: en la sala Travesía Cuatro generan un entorno teatral sin requerir guion ni escenario.

En cuanto a las pinturas que forman parte de la mueestra, debemos considerarlas representaciones de instantes efímeros de tiempo y movimiento, esos que percibimos a la velocidad de la luz por el rabillo del ojo. El montaje los convierte en paisajes de fondo de las cerámicas-personaje; como un destello de color, el cielo es un denso paisaje de palabras, animales y follaje.

Milena Muzquiz. “Look everyone I am here!”

GALERÍA TRAVESÍA CUATRO

c/ San Mateo, 16

Madrid

Del 20 de junio al 27 de julio de 2019

Fuente: [url=http://masdearte.com/milena-muzquiz-travesia-cuatro-2/]http://masdearte.com/milena-muzquiz-travesia-cuatro-2/[/url]
eapam.com.ve
EAPAM
Valencia,Carabobo,Venezuela,1010
https://eapam.com.ve/